Google, Facebook, Microsoft y Twitter se asocian en nuevo proyecto de datos

Así lo ha anunciado en su blog, Google, señalando a Facebook, Microsoft y Twitter como sus socios para anunciar una nueva iniciativa de estándares llamada Data Transfer Project, diseñada como una nueva forma de mover datos entre plataformas. En una publicación de blog , Google describió el proyecto como una forma de permitir a los usuarios “transferir datos directamente de un servicio a otro, sin necesidad de descargarlo y volver a subirlo”.

El sistema admite la transferencia de datos para fotos, correo, contactos, calendarios y tareas, tomando de las API disponibles de Google, Microsoft, Twitter, Flickr, Instagram, Remember the Milk y SmugMug. Ahora los participantes esperan que el proyecto se convierta en una alternativa flexible a las API convencionales. El blog
de Microsoft llama a las compañías a que suscriban esta “portabilidad y la interoperabilidad” “para la innovación y la competencia en la nube”.

El código existente para el proyecto está disponible en código abierto en GitHub , junto con un libro blanco que describe su alcance. Gran parte de la base de código consiste en “adaptadores” que pueden traducir APIs propietarias con transferencia interoperable, lo que hace que los datos de Instagram sean viables para Flickr y viceversa. Los ingenieros también han construido un sistema para encriptar los datos en tránsito, con claves secretas para cada transacción. En particular, ese sistema se centra en transferencias únicas con interoperabilidad habilitada por muchas API.

La mayor parte de la codificación hasta el momento ha sido realizada por ingenieros de Google y Microsoft, jugando con un sistema de transferencia de datos más robusto. Para Greg Fair, gerente de producto de Google Takeout, la idea surgió de una frustración con las opciones disponibles para administrar los datos después de su descarga. Sin una forma clara de importar esos mismos datos a un servicio diferente, las herramientas como Takeout solo solucionaban la mitad del problema. “Cuando las personas tienen datos, quieren moverlos de un producto a otro y no pueden”, señala Fair. Son herramienta de descarga de datos, pero esas herramientas rara vez se conectan con otros servicios.

La nueva GDPR en Europa cambia las reglas de las herramientas para proporcionar toda la información disponible sobre un usuario dado, más completa que lo que se obtendría de una API. Se trata de correos electrónicos o fotos, junto a el historial de ubicaciones y perfiles de reconocimiento facial que muchos usuarios ni siquiera se dan cuenta de que se están recopilando. Algunos proyectos intentan hacer uso de esa información, sobre todo Digi.me, con todo un ecosistema de aplicaciones a su alrededor , que termina en los discos duros de los usuarios. Las herramientas de descarga se presentan como la prueba de que los usuarios realmente poseen sus datos, aunque poseer datos y usarlos sean cosas completamente diferentes.

El proyecto fue concebido como un estándar de código abierto , pero muchos ingenieros implicados creen que será necesario un cambio más amplio en la gobernanza si el estándar triunfa, con un consorcio de líderes de la industria, grupos de consumidores, y grupos gubernamentales” afirmó Fair.

Facebook estuvo en el centro del escándalo de Cambridge Analytica, y la industria todavía está verificando cuánto se puede confiar en los datos de los usuarios. Google ya ha tenido problemas con su propio affaire de API, con protestas de que las aplicaciones de correo electrónico de terceros no manejen correctamente los datos de los usuarios de Gmail . Ahora el consorcio propuesto sería una forma de manejar ese riesgo, extendiendo la responsabilidad entre más grupos.

Y todo ante el espectro de Cambridge Analytica que limita la cantidad de datos que las compañías están dispuestas a compartir, a nivel de privacidad de datos del nuevo proyecto. Facebook señala la importancia de mantener los controles de nivel de API, señalaba David Baser, responsable de descarga de datos de Facebook. “Una de las cosas agradables de una API es que, como proveedor de datos, tenemos la capacidad de cerrar la tubería o poner condiciones sobre cómo usarla. Pero con una herramienta de descarga de datos, los datos escapan de nuestras manos. Si alguien quiere usar esa información con malos propósitos, Facebook realmente no puede hacer nada al respecto “.

Son preocupaciones antimonopolio sobre el acceso a los datos. Las compañías tecnológicas tienen pocos competidores y ante nuevas preguntas sobre regulación federal y monopolio, surgen preguntas sobre intercambio de datos a controlar. Un asunto crítico para las empresas que se tambalean por los escándalos de privacidad de datos, en algunos casos por personas ajenas a la empresa según el director del Open Technology Institute Kevin Bankston, particularmente con Facebook . Sobre si le preocupa el poder de estas plataformas, “la portabilidad es una forma de equilibrar eso”.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies