Guionistas nominados a los Premios Goya 2019: la industria audiovisual, ahora otorga más poder al guionista

Se  trata de una de las conclusiones del encuentro “Guiones de Goya”, celebrado este lunes en la Academia de Cine. El encuentro ha puesto de manifiesto el cambio de paradigma que está experimentando la profesión de guionista, a través de un mayor reconocimiento y poder de decisión en las producciones audiovisuales, una tendencia que es más patente en la televisión que en el cine.

En el encuentro participaron Borja Cobeaga, nominado por ‘Superlópez’, junto a los también nominados en las categorías de mejor guión original y mejor guión adaptado: Rodrigo Sorogoyen, Isabel Peña, Atrantxa Etxevarría, Javier Fesser, David Marqués, Natxo López, Álvaro Brechner y Diego San José.
En esta cita, organizada por el Sindicato de Guionistas ALMA y moderada por la guionista Isabel Vázquez, los creadores de las mejores historias del cine español durante 2018 se sumergieron en el proceso creativo de las distintas producciones, así como ofrecieron su visión de una profesión que aún no cuenta con la visibilidad, reconocimiento y remuneración justa dentro de la industria audiovisual.

Para Diego San José (‘Superlópez’) “esta profesión desgasta mucho porque no existe la manera de escribir sin dudar o experimentar crisis. Todos hemos padecido el síndrome del impostor y nos sentimos mediocres en determinados momentos, pero forma parte del proceso creativo”. Por ello, demandó más ayudas y financiación durante este proceso, “no para hacerse rico, sino para vivir medianamente holgado”.

 

 
Arantxa Etxebarría, nominada por ‘Carmen y Lola’, apoyó las palabras de su compañero y relató cómo fue el proceso para crear ‘Carmen y Lola’. Fue un trabajo que le llevó cerca de dos años en los que tuvo que investigar la realidad de la etnia gitana. Puso de relieve la dificultad para sumergirse en una “realidad oculta” como la de unas chicas jóvenes homosexuales dentro de la sociedad gitana, para lo que tuvo que crearse perfiles en Internet con el objetivo de contactar con estas chicas en el anonimato.
Álvaro Brechner (‘La noche de 12 años’) también resaltó los problemas emocionales de una profesión en la que se experimenta “la sensación de no saber bien lo que estás haciendo, inseguridad y falta de confianza en ciertos momentos”, unos factores que son poco conocidos para la audiencia y para muchos profesionales dentro de la propia industria.
Todos coincidieron en destacar que a pesar de lograr éxitos en taquilla o premios, cada vez que se comienza a escribir un nuevo guión “te enfrentas a los mismos miedos y sientes el mismo vértigo” – aseguró Javier Fesser (‘Campeones’).  Sobre esta película  comentó que “la versión definitiva del largometraje se hizo después de cerrar el casting porque esta película no habla de personajes sino de personas” y añadió que “lo mejor de haber hecho ‘Campeones’ es que ha provocado un cambio en las personas que la han visto”.
David Marqués, coguionista de ‘Campeones’, relató que escribió el guión en 2012 y que solo pretendía ofrecer una bonita comedia que huyera de paternalismos. Explicó también que “aunque había alguna oferta más, cuando me llamaron de la productora de Javier Fesser, tuve claro que quería que fuera él quién llevara a la realidad esta historia y hemos llevado a cabo un gran trabajo en equipo”.

Los guionistas de ‘El Reino’, Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, pusieron en valor el trabajo en tándem, puesto que “es más enriquecedor escribir en pareja, es básico encontrar a esa persona que te saca del bajón, no solo a nivel creativo sino anímico”, comentó Sorogoyen.
Isabel Peña defendió el trabajo de guionista y valoró el cambio de paradigma que está provocando que “se nos consulte más y podamos asesorar en ocasiones al director”. Sobre la película ‘El Reino’ afirmó que “cuando nos encargaron un thriller estábamos muy descontentos con los casos de corrupción que había en España y como no podíamos quemar Madrid decidimos contarlo en una peli”.

Natxo López, nominado por ‘El jefe’, explicó también las dificultades con las que se encuentra un profesional del guión a la hora de realizar su trabajo e incidió en la necesidad de contar con mejores contratos para contar con una mínima estabilidad.
Finalmente, aseguraron que un premio Goya no solo supone honor y prestigio sino que les permite también ganar fuerza de negociación y convertir ese galardón en la posibilidad de cobrar más, algo necesario en esta profesión para la inmensa mayoría.
Comunicación ALMA.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies