Las compañías de cava catalán apuestan por China con nuevas estrategias

Las compañías catalanas de cava han logrado descifrar y penetrar con éxito el mercado chino. Esta es la principal conclusión del estudio ¡Brindis en China! Estrategias de marketing internacional de los exportadores de vino españoles llevado a cabo por las profesoras de TBS Barcelona Noelia Jiménez-Asenjo y Diana Filipescu.

 

Para lograr este objetivo, estas compañías han tenido que adaptar las políticas de marketing que habían aplicado a otros países. “Aunque mantienen la marca y las características del producto, han adaptado el precio y la distribución al mercado chino”, explica Jiménez-Asenjo, quien ha explorado la estrategia de internacionalización en el mercado chino de seis compañías de cava catalanas: Freixenet, Codorniu, Juvé i Camps, Mestres, Sumarroca y Raventós Rosell.

 

Estandarización o adaptación

 

“A diferencia de casos como el de las galletas Oreo, que venden productos de sabor diferente según el mercado internacional, las empresas productoras de cava catalán no alteraron su producto en ninguna de sus características. Del mismo modo, el nombre de su marca y su presentación se mantuvo sin cambios “, señala Jiménez-Asenjo.

 

Sin embargo, lo que sí que cambia es el precio. “Una botella de cava Freixenet puede costar alrededor de 7 € en España. En China, el posicionamiento del vino espumoso es el de un producto de lujo, y por lo tanto el precio debe adaptarse a esta percepción. Una botella de Freixenet allí puede costar el equivalente a 50 dólares”, explica Diana Filipescu, profesora de International Business de TBS Barcelona.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies