Miles de multas por errores al pagar con Apps los parquímetros de Madrid

OCU exige al Ayuntamiento de Madrid que agilice los trámites para devolver el importe y que tome medidas para evitarlas. Muchos conductores que pagan la zona SER de Madrid utilizan aplicaciones móviles para abonar el pago. La fórmula es válida, pero está generando problemas en algunos casos en los que el sistema de localización (GPS) falla y sitúa a los coches en lugares donde realmente no están aparcados. Esto supone que, al validar la operación, se abona la tarifa SER para un barrio diferente, por lo que el sistema lo reconoce como una infracción y emite la correspondiente multa, a pesar de haber pagado.

Ante esta situación, OCU exige al Ayuntamiento de Madrid que agilice los trámites para la devolución de estas multas y que tome las medidas necesarias para que este tipo de denuncias erróneas no se sigan produciendo.

Además, OCU recomienda a los conductores que utilicen este tipo de aplicaciones, que verifiquen siempre la ubicación real del vehículo con la que le ofrece el GPS del dispositivo para evitar errores. Si aun así ya ha sido multado por este motivo, la Organización aconseja reclamar al Ayuntamiento de Madrid.

Un estudio realizado por OCU recientemente sobre multas de tráfico municipales de los ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Valencia, refleja que las multas más frecuentes en Madrid son las de aparcamiento, siendo una de cada dos multas por este concepto, llegando casi al millón de multas anuales. El mismo estudio indica que sólo un 14% de las personas que reciben una sanción decide recurrir la misma, la respuesta a su recurso se suele demorar entre 1 y 4 meses y sólo un 30% gana la reclamación.

Esto es debido, en la mayoría de los casos, a que el conductor no lo tiene fácil a la hora de demostrar su versión de los hechos, la policía municipal goza de presunción de veracidad y también muchos tribunales dan la razón a los controladores de aparcamientos regulados frente a un consumidor. Además, las respuestas a las alegaciones suelen ser contestadas de forma estandarizada, ignorando en muchos casos los argumentos presentados. Y si finalmente el conductor optase por la vía judicial, los honorarios de abogado suelen superar el importe de la multa.

En opinión de OCU, se trata de un procedimiento incómodo y laborioso que desincentiva claramente a los conductores para ejercer su derecho a reclamar.

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies