Sólo un 15% de millennials cree “a pies juntillas” el compromiso de marcas con la sociedad

Sin embargo, nueve de cada diez quieren ser parte activa de la marca, es decir, que se les escuche y tengan en cuenta sus ideas y demandas. Dos de cada tres millennials necesitan ver para creer cuando una marca proyecta su compromiso social, según datos de la consultora 21 Gramos con la participación de Nielsen

Mucho se habla de ellos y lo cierto es que la generación de los millennials precisamente destaca por su alta capacidad de influencia. Nacidos todavía en la era analógica, crecieron en plena irrupción de Internet y del móvil y se han convertido en auténticos smartshoppers.

Informados y siempre conectados, los millennials valoran el compromiso social de las marcas, pero necesitan ver para creer tal como afirman dos de cada tres, según el informe “Marcas con valores”, un proyecto impulsado por la consultora 21 Gramos con la participación de Nielsen. Y es que sólo un 15% cree “a pies juntillas” en dicho compromiso con la sociedad.

No obstante, este esfuerzo de las marcas por mostrar lo que hacen puede tener su recompensa, ya que los millennials tienden, si se les gana, a ser seguidores incondicionales. De hecho, uno de cada tres se declara seguidor acérrimo de una marca, tal y como concluye el estudio.

Y es que esta generación se muestra mucho más optimista hacia las marcas que las generaciones anteriores como la X o la de los Baby Boomers. Es más, el 49% de los millennials considera que las marcas cada vez se preocupan más por los consumidores, frente apenas un 7% que muestra una percepción más negativa.

Hacerlo tangible

El esfuerzo en hacer visible las iniciativas sociales de una marca no sólo tiene que ir dirigido a convencer a los consumidores de que son reales, sino que debe contribuir a posicionar esa identidad social en el TOP of the mind del consumidor. Y es que, si bien un 31% de los millennials afirma que ha adquirido algún producto de una marca con valores, un 46% cree haberlo hecho, pero no está totalmente seguro.

Esto significa que el esfuerzo en construir una marca responsable no siempre queda arraigado en el consumidor. Para ello, y con vistas a alcanzar mayor notoriedad, para las marcas es fundamental potenciar su presencia en la red, aunque la iniciativa de compartir y dar a conocer debe ir de la mano del propio usuario y no de la marca. Y es que para los millennials, la principal fuente de información son las redes sociales, para un 56% en concreto, muchos más que aquellos que se informan directamente de la propia compañía, un 34%.

Esto significa que si bien el punto de origen de la información puede ser la propia la marca, es preciso que ésta se mueva en redes sociales y foros para que su impacto se multiplique, es decir, dejar que sean los usuarios quienes “tomen la iniciativa”. De hecho, un 26% de millennials disfruta compartiendo contenidos de las marcas en sus redes sociales, mientras que un 42% no lo vive tan intensamente y se limita a difundir esta información.

Por otra parte, para este gran influencer que es el millennial, su relación con las marcas debe ir mucho más allá de consumirlas, prescribir sobre ellas, etc. En realidad, nueve de cada diez quieren ser “cocreadores” o, lo que es lo mismo, quieren que se tenga en cuenta su opinión y demandas a la hora de desarrollar o transformar una marca.

Y también son exigentes, tanto como que quieren que las marcas sean valientes, es decir, que si cometen errores, los reconozcan. Para seis de cada diez millennials admitir un error es un gesto de bravura y lo agradecen cuando así ocurre, mientras que un 40% no atribuye ningún mérito a esta acción, ya que considera que es simplemente su deber.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies