Tres de cada diez españoles harían esfuerzo económico por marisco o carne gourmet

La principal idea que asocia a lo premium no es precio (22%), sino ingredientes de calidad (47%). Uno de cada tres afirma que les da seguridad y comprarlos les hace sentirse bien. Se trata del informe “Consumidor Premium” de Nielsen. Según el mismo puestos a comprar premium y a gastarse más dinero de lo que cuesta un producto habitualmente, el consumidor prefiere llenar el estómago o estar a la ultima en tecnología. Así, tres de cada diez españoles harían un esfuerzo económico por un marisco o una carne gourmet, mientras que un porcentaje parecido, un 27%, se compraría un buen móvil, tableta u ordenador. Además, una cuarta parte haría lo propio con ropa y complementos.

Y es que en un contexto de consumo donde la etiqueta “low cost” se ha consolidado, lo cierto es que el consumidor español muestra dos caras cuando compra, la hipersensible al precio y la predisposición a gastarse más por productos que le aporten un alto valor añadido, una faceta que cada vez hay que tener más en cuenta.

En este sentido, el consumidor estaría totalmente dispuesto a gastarse unos euros más si el producto presenta unos estándares de calidad muy altos, tal como afirma un 31%; o bien si proporciona un beneficio superior al resto de la categoría (29%). También el factor salud está muy presente, ya que un 28% pone cero objeciones a pagar más por un alimento premium que contenga ingredientes naturales.

¿Qué es premium para el consumidor?

Si bien la primera idea que al consumidor le puede venir a la cabeza cuando le hablan de premium es el precio, el informe de Nielsen constata cómo los españoles valoran más de estos productos sus atributos de calidad y consideran que les proporciona un beneficio especial.

Así, para un 47% premium es algo que está elaborado con materiales o ingredientes de alta calidad. Asimismo, cuatro de cada diez tienen en mente la diferenciación, de tal modo que consideran que les ofrecen algo único y diferente con respecto a otros, o bien un beneficio superior al resto de la categoría. En cambio, esa primera idea de precio y de que es más caro le viene a la cabeza a sólo un 22% de españoles, algo en lo que además nos diferenciamos de los europeos, pues un 38% (15 puntos más) los visualizan de esta manera.

Por otra parte, una de las conclusiones del estudio es cómo los productos premium tienen asociado un alto componente emocional. Y es que uno de cada tres afirma que les da seguridad, mientras que un 26% dice que comprarlos les hace sentir bien. Otro elemento clave para el consumidor es la idea de éxito personal que subyace al comprar alimentos gourmet y otros productos de alta calidad. Y es que cerca de uno de cada cuatro se refleja en la idea de que comprar estos artículos muestra un estatus social, hace ver a otros su éxito personal/profesional y les hace sentir triunfadores, es decir, presumir.

Por otra parte, el mercado de gran consumo debe tener en cuenta que los caminos que ligan al consumidor con lo premium son muy variopintos. Un 35% los prueba por recomendación de familiares o amigos, y un 26% los busca profusamente. Además, dos de cada diez los ven y a la cesta, compran por tanto por impulso.

Para Gustavo Núñez, director general de Nielsen España y Portugal, “ir a un resort de lujo en un vuelo low cost, comprar productos gourmet en una tienda de descuento, etc. No hay un consumidor low cost ni high cost, lo que hace es maximizar su presupuesto en determinadas categorías y en otras ser indulgente, darse un capricho o experimentar nuevas y únicas sensaciones, e incluso está dispuesto a pagar más. Todo esto ofrece una oportunidad para innovar y lograr venta incremental, hacer crecer una categoría y una marca”.

El informe internacional “Consumidor premium” se realizó entre el 1 y el 23 de marzo de 2016 con la participación de consumidores online de 63 países de Asia-Pacífico, Europa, América Latina, Oriente Medio, África y América del Norte. La muestra está segmentada en cada país por edad y sexo en función de sus usuarios de Internet y tiene un margen de error máximo de ± 0.6%. Este informe de Nielsen se basa en el comportamiento de los consumidores con acceso a Internet. Las tasas de penetración de Internet varían según el país. Nielsen utiliza un baremo mínimo de penetración de Internet del 60% o de 10 millones de usuarios para su inclusión en la encuesta.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>