La presencia de mujeres directivas disminuye en puestos más altos. en el sector de la Comunicación

La brecha de género y el techo de cristal persisten en el sector de la Comunicación, según el ‘Informe Gendercom’<!–more–> La investigación analiza, por primera vez con datos empíricos, las diferencias por razones de género que se producen en la profesión de dirección y gestión de Comunicación en España. El informe concluye que, a pesar de la mayoría de mujeres en la profesión, siguen existiendo factores de discriminación de género en la vida privada que influyen en el desarrollo laboral de las mujeres.

La Asociación de Directivos de Comunicación, Dircom, ha llevado a cabo el ‘Informe Gendercom’ con el apoyo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, y con la colaboración de Euprera

Álvaro Rodríguez, director de Comunicación de Dircom; Luisa Alli, directora de Comunicación de Ikea Ibérica; Ángeles Moreno, investigadora principal de Informe Gendercom (Euprera); Pilar Marqués, directora de Comunicación de ILUNION Comunicación Social; Soledad Murillo de la Vega, secretaria de Estado de Igualdad; Fernando Riaño, director de RSC, Comunicación y Relaciones Institucionales de ILUNION (Fundación ONCE); Miguel López-Quesada, presidente de Dircom; Ana Uruñuela, directora gerente de Ilunion Comunicación Social; Chema Doménech, responsable de contenidos de Soziable.es; y Cristina Fuentes, investigadora del estudio y Premio Nacional contra la Violencia de Género.

Pese a que las mujeres superan en número a los hombres en el sector de la Comunicación, se observa cómo su presencia disminuye en los puestos más altos y predomina en los más bajos jerárquicamente. Es una de las conclusiones que se desprende del Informe Gendercom: brechas y oportunidades de género en la profesión de gestión de la Comunicación en España.
La Asociación de Directivos de Comunicación, Dircom, como agente promotor de la inclusión y de la diversidad de género, ha presentado el informe este miércoles 19 de diciembre en Torre Ilunion (Madrid) con el apoyo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, y con la colaboración de Euprera.
“El género no es una problemática, es una coartada para mantener los privilegios de poder”, ha señalado Soledad Murillo de la Vega, secretaria de Estado de Igualdad, durante la jornada de presentación del informe. Murillo de la Vega ha hecho hincapié en que “las mujeres no tienen problemas, por ellas mismas, para acceder a los puestos de trabajo con responsabilidad, sino que suponen la solución para que otros dispongan de tiempo, el mejor capital que tienen las sociedades contemporáneas”.
Por su parte, Miguel López-Quesada, presidente de Dircom, ha resaltado la importancia de realizar un análisis de la situación actual del mercado laboral, “ya que solamente conociendo en profundidad las brechas de género que se presentan podremos ofrecer soluciones válidas y rigurosas al tejido socio-empresarial para seguir avanzando juntos hacia la igualdad real”.
Las conclusiones del estudio han sido presentadas por Ángeles Moreno, presidenta electa de EUPRERA e investigadora del Grupo de Estudios Avanzados en Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos, y por Cristina Fuentes, investigadora del OARS del Med y Premio Nacional de Violencia de Género. La investigación corrobora por primera vez con datos científicos las desigualdades de género existentes en el sector de la Comunicación, persistiendo problemas como el techo de cristal, la brecha salarial y las desigualdades de género en cuanto a las responsabilidades familiares:
• En el sector de la Comunicación hay un acceso mayoritario de mujeres (56,1 %), por lo que puede sufrir los riegos de una profesión feminizada (bajada de salarios, techo de cristal, pérdida de influencia, etc.).

Perdura el techo de cristal, ya que, pese a que las mujeres superan en número a los hombres, su presencia disminuye en los puestos más altos. El 71,3 % de los hombres ocupan puestos de dirección vs el 56,1 % de las mujeres.

La brecha salarial se mantiene en todos los puestos, siendo más reseñable en los cargos directivos. Un 11,7 % de las mujeres cobran más de 100.000 euros frente al 27% de los hombres en los mismos puestos de dirección.

La brecha salarial se muestra como un importante factor de insatisfacción laboral para las mujeres. Un 95,8 % de las mujeres poco satisfechas con su trabajo consideran que su salario es inadecuado.

El conflicto trabajo-vida personal afecta principalmente a las mujeres profesionales con familiares dependientes a su cargo. Las mujeres menos estresadas son las que tienen más tiempo de ocio y no tienen hijos o dependientes a su cargo. Por el contrario, un 85,7% de mujeres que cuentan con muy poco tiempo de ocio son las que tienen personas dependientes o hijos a su cargo.

Las mujeres profesionales con familiares dependientes muestran mayores niveles de insatisfacción laboral. La mayoría de los hombres con familiares dependientes están satisfechos con su trabajo (64 %). En cambio, la mayoría de las mujeres con responsabilidades familiares están insatisfechas con su trabajo (69,2 %).

Las mujeres que tienen mayores niveles de estrés son mayoritariamente las que tienen responsabilidades familiares a su cargo (59,1 %). El 75 % de las profesionales con dependientes a su cargo dedican entre dos y seis horas semanales a trabajo no remunerado en el hogar. En el caso de los hombres, no se muestra una correlación entre estrés, familiares dependientes y horas de trabajo no remunerado en el hogar.

 

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies