Weber Shandwick crea la división Global Intelligence para problemas de negocio.

Weber Shandwick ha anunciado este viernes la formación de la nueva división, Global Intelligence, para avanzar en su oferta de soluciones basadas en datos. La división, compuesta por más de 100 analistas, expertos en datos e ingenieros de todo el mundo, utiliza los datos y la analítica para crear estrategias (como estrategias de storytelling en medios ganados basadas en insights) que resuelvan un amplio abanico de retos de negocio.

 

El corazón de la unidad es A-Hub, una plataforma propia basada en inteligencia artificial que puede cribar y ordenar miles de millones de datos provenientes de miles de fuentes, y permite a los analistas desarrollar de forma eficiente modelos personalizados que descubren insights y predicen resultados tangibles. A diferencia de otras herramientas, A-Hub incorpora medios sociales ganados desde una gran variedad de fuentes de datos en su muestra, en combinación con datos de medios propios y pagados. Esto permite a Weber Shandwick crear historias que se ajusten más a los objetivos del cliente, como la construcción de reputación, la mejora de afinidad de marca o la conversión en ventas.

 

A-Hub ha sido desarrollada por el equipo de Global Intelligence de la propia agencia, que aúna un amplio abanico de talento formado en instituciones como el MIT o las universidades de Yale y Oxford.

 

 

A-Hub utiliza la inteligencia artificial para integrar datos desde casi cualquier fuente, incluyendo, entre otros, medios impresos y digitales, redes sociales, televisión, buscadores, display, correo electrónico y plataformas de streaming. El equipo de Global Intelligence ofrece funcionalidades como análisis comparativo de reputación, posicionamiento de marca, análisis del journey, segmentación de audiencias e identificación de influencers, entre otras. Tanto el equipo como la tecnología se adhieren a los más altos estándares de privacidad, gracias a la colaboración con expertos legales y en regulación, lo que asegura que los datos en los que se fundamentan los análisis de la agencia son objetivos, se han adquirido de forma ética y se ajustan a un entorno regulativo complejo.

 

En lugar de aportar solamente mediciones al final de una campaña, estamos desarrollando programas efectivos, que generan impacto, basados en insights desde el principio. Esto supone una ventaja para nuestros clientes en sus objetivos de incrementar cuota de mercado, impacto en su reputación o un mayor beneficio”, ha afirmado Brian Buchwald, director de Global Intelligence de Weber Shandwick.

 

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email