nPeople: 42% de profesionales digitales prevén volver en septiembre.

Así lo demuestran los datos del Termómetro Digital frente al Covid-19 de IAB Spain, la asociación española de publicidad, marketing y comunicación, y la consultora referente en investigación, analítica y data nPeople .

 

En esta tercera y última oleada, el Observatorio analiza de forma global el impacto de la pandemia en el sector digital, las perspectivas de futuro y la transición hacia la rutina de trabajo habitual.

La progresiva desescalada nos acerca a la “Nueva Normalidad”, en la que conviviremos con el Covid-19. No obstante, parece que las empresas del sector digital continúan extremando sus medidas de seguridad, tal y como percibe el 42% de profesionales, según los cuales no se reaunudará la actividad presencial en la oficina hasta pasado el verano, concretamente en septiembre .

 

Tras la tormenta, llega la calma. O, dicho en otras palabras, tras el confinamiento estricto, llega la desescalada. Los españoles gozamos de más permisividad para salir a la calle y realizar actividades tanto laborales como sociales y de ocio. Pero en el terreno laboral, la reincorporación física en las empresas está llevándose a cabo de forma sostenida y precavida, y parece que numerosas compañías mantendrán el teletrabajo durante unos meses más. Al menos, eso es lo que opinan el 42% de profesionales digitales, que creen que no regresarán físicamente a su puesto de trabajo hasta septiembre.

 

Sin embargo, un 35% de profesionales ve el retorno a las oficinas inmediato, a lo largo del mes de junio. Por último, apenas hay quienes creen que la vuelta al trabajo presencial se dará en los meses centrales de verano (julio, agosto) o en octubre.

 

 

Las claves de un retorno seguro según los profesionales Independientemente de cuándo se produzca finalmente la “vuelta al cole” para la mayoría de las empresas, en lo que sí coinciden los profesionales es en las medidas más adecuadas para prevenir contagios y garantizar la seguridad de los equipos en la oficina:

 

– Separación física de puestos: Los espacios de trabajo van a cambiar y las empresas deberán enfrentarse al reto de reorganizar sus oficinas y reubicar a sus empleados para garantizar que se respete la distancia de seguridad recomendada (2 metros).

– Creación de protocolo propio de higiene: Dependiendo del tipo y tamaño de cada empresa, así como de las directrices de su dirección, se adoptará un protocolo específico de higiene, adaptado a sus necesidades.

– Teletrabajo parcial: El trabajo en remoto ha posibilitado que las empresas hayan podido continuar con su actividad durante el confinamiento y, para algunas de estas compañías, es una fórmula que tendrán más en cuenta a partir de ahora y que combinarán con el trabajo presencial.

– Flexibilidad horaria: De la misma forma, muchos profesionales opinan que las jornadas laborales deberán ser más flexibles, facilitando la conciliación y la rotación de equipos. Por último, los profesionales coinciden en que es necesario que las empresas acaten las medidas indicadas por las Autoridades Sanitarias, siendo conscientes de su responsabilidad a la hora de mantener la seguridad y evitar un posible rebrote del virus.

 

Un futuro basado en la confianza en la inversión publicitaria

 

Aunque las perspectivas de recuperación de la economía española siguen sin ser demasiado optimistas entre los profesionales, la confianza en la resistencia de la industria digital frente al Covid-19 no deja de crecer, pasando de un 55% en la anterior oleada a un 60% en esta última.

 

La situación de la inversión publicitaria 

 

En este sentido, la situación de la inversión publicitaria tiene mucho que ver. Casi un 40% de los profesionales opina que la publicidad se recuperará este mismo 2020 y, de hecho, la publicidad digital es una de las disciplinas que saldrá más reforzada tras la crisis según el 36% de los encuestados.

 

“Tras estos meses de descenso de la inversión publicitaria, ahora más que nunca son necesarios la unión y el compromiso de los distintos players de la industria para garantizar una pronta recuperación, en la que un pilar clave será la publicidad en formatos digitales, que precisará una medición y análisis adecuados”, sostiene David Sánchez, CEO en nPeople. Precisamente, la necesidad de unión entre actores implicados en la industria publicitaria es una de las medidas más demandadas. Le siguen promover una mayor digitalización, mantener la inversión publicitaria, transparencia de datos de los grandes operadores globales y una bajada de impuestos en el sector que incentive la inversión.

 

En definitiva, es difícil saber si de esta crisis el sector digital saldrá más fuerte, pero lo que está claro es que saldrá más unido, más digitalizado y habiendo integrado en sus procesos rutinarios el teletrabajo y con un claro foco en la publicidad digital.

 

 

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email