#elchupete2017: «Cada vez hay más niños que prefieren ser cocineros a futbolistas».

Se trata de la Mesa Redonda sobre Nuevos canales de comunicación y los Influencers en el
sector infantil y juvenil, con Minerva Piquero. La Directora de Comunicación en Dentsu Aegis Network, señaló que «debemos educar para redistribuir, porque mi hijo lo primero que me pidió fue un ordenador y un canal de youtube (que ya tiene)». «Muchos colegios se abren a nuevas tecnologías y estudian a través de power points y videos que ayudan a estudiar mejor. ¿Pero también puede volverlos adictos?

Yago Fandiño, Director de Contenidos Infantiles de TVE, señaló que «lo difícil es la transición y que se integre en la vida natural sin convertirse en una barrera física, esas pantallas, como cuando estamos comiendo». «Cuando presentamos la web de Clan, cuesta digerir el cambio tan profundo en la educación con las dudas con los colegios totalmente volcados al digital frente al papel que se ve que afianza mejor según qué conceptos». «Vamos a aprender/error pero es algo duro y de cambio y luego están las adicciones. La vivencia de contenidos en digital es fácil y es un chorro y la adición se visualiza muy fácil, pese a la dinámica de likes». «Ahora hay muchas herramientas para ayudar. La AEPD tiene linea de atención para dudas sobre identidad en entornos digitales,y dudas como en red.es. Hay un esfuerzo y en las empresas privadas lo tienen muy claro con tema reputacional y ha cambiado la monetización de Google este año con toda la controversia que hay. No hay que explicar a qué te dedicas y nuestra labor sin la parte digital no se entendería y como padre más. Nos esperan aún sustos por descubrir».

Para Mónica Diago, Madre, arquitecta e Instagramer autora del “El Taller de las Cosas Bonitas”. «No todo debe ser a traves de videos en Youtube o Google ni todo en libros sino un punto intermedio con la creatividad y cosas manuales».

Para Abel Arana, co-presentador on line de MasterChef Junior. «internet abre muchas posibilidades pero abre cosas menos chulas para los niños. De pequeño mis padres compraban una enciclopedia para los trabajos de fin de curso y hoy hay que supervisar mucho mas porque puede ser muy complicado, con una biblioteca inmensa, en internet». «Ojala se hagan adictos a la cultura. Si ese niño quiera estar doce horas al teléfono el problema es otro, no en el conocimiento».

Sobre referencias y como consumidores cuando se es buen influencer teniendo en cuenta que los likes se compran… «un influencer de verdad no se fabrica, y con los niños ellos pasan el escudo de sus padres y primero el programa y luego sus padres. Algunos descubren que les gusta internet y otros no. Nuestro minichefs salen porque el publico ha empatizado con ellos».

Sobre Instagram «es por empatía» dice Diago. «Hay que fijarse en algo más que en los likes, en los valores que generan esos perfiles, y se debe segmentar al publico que te sigue y a muchas madres les gusta y no es tanto el volumen como los valores. Habrá niños que conecten con otros y les guste, y otros tengan más empatía con otros canales».

«La asignatura pendiente es la alfabetización audiovisual, que no es enseñar cine a los niños sino entender y valorar lo que hay detrás o si hay algo coherente detrás o se trata de vender sin más. Mis hijas ahora se enfadan mucho con los anuncios de colonia, porque presentan mujeres inalcanzables y despampanantes para venderme una colonia, y no es gusta». «Como periodismo puedes hacer lo que quieras, pero primero está la verdad con ejemplos y en Instagram funciona muy bien la coherencia aunque haya profesionales de la rapiña…»

«A mi me provocó terror una conversación de dos niñas de ochos años sobre picores vaginales, y la madre pregunto en el chat y salió que era de un anuncio de una preadolescente preguntando a su madre, en un spot, a las 5 de la tarde,… Hay que tener cuidado con esto pese a que exista el autocontrol de las marcas», señaló Arana.

Sobre el uso coherente de internet y sus límites señalaron que «el límite es el sentido común que nuestros padres han ejercido toda la vida. Yo estaba enganchado a jugar en la calle y no a internet. Se trata de conocerle muy bien a tu hijo y dividir tres horas en internet y dos en la calle o vv», explicó Arana. «Al final aunque nos hayamos vuelto muy modernos debemos poner unos límites». Para Diago, «si te descuidas entre Pepa Piggs a Pocoyo, mi hija habrá pasado horas delante de la tele, cuando yo de pequeña esperaba horas a que llegara mi serie favorita y hay que marcar limites para que no se frustren con la accesibilidad de la tablet».

«Es que internet es solo un medio. Uno de los contenidos que mas gustan son los talleres. Mi hija pequeña lleva todo el verano haciendo blandiblupp de colores y no para. A la mayor le gusta mucho dibujar. De la misma manera que han caido al digital, tenderles puentes para que busquen cosas y las devolvamos a la red como un mueble con forma de Harry Potter», señaló Fandiño.

«Buscamos un contenido que les rebote a ellos como el masterchef junior, en que queremos que los pequeños espectadores quieran hacer la tortilla de patata. Contenidos que despierten interacción en el mundo real. Hay cada vez más niños que quieren ser cocineros antes que futbolistas y que cuentan sus experiencias con amigos y compañeros. Muchos nos ven en diferido a la carta o en internet y despiertan la interacción con un mundo real para hacer esa estantería, concluyó Arana. «En nuestro casting no hay rastro de sexismo entre 8 y once años. Y si añades las artes plásticas y eliminas todo sexismo, contribuyo a que las siguientes generaciones lo tengan más asumido que la de nuestros padres».

Sobre el aspecto jurídico, «todo depende de los padres y adultos, y las leyes deben ser vigiladas por los padres. Las leyes deben existir y deben tener también aspecto divulgativo, es importante divulgar en centros de enseñanza que existen leyes que protegen a los niños. Tan malo es que no haya leyes como no se conozcan y es importantísimo difundir esta protección», señaló Arana. «En España tenemos la suerte de que Policía y Guardia Civil están haciendo en temas de pederastia, todos los días, tiene un desgaste personal y no se agradece lo suficiente. La clave de esas leyes es que deben ser capaces de irse adaptando. Hace unos años hablábamos de Vain, y ahora Whatsapp es relevante o Musicali, pero tiene su sede en las islas Caimán, y todo el mundo debe saber el riesgo de pasar ciertos límites», apuntó Fandillo. «En los colegios firmamos cosas que hacen reir a los abogados y apuntarse a las AMPA de tu colegio, para implicarse en esa realidad»

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies