Kantar: 2020. Mayor Consumo de TV de la historia en pandemia . Vimos TV casi 4 horas diarias, 6,7% más

España recuperó cifras históricas de visionado de TV en 2020, desde el primer audímetro de Kantar en 1998. 

La pandemia provocó que los españoles pasaran sentados ante el televisor una media de 3,9 horas diarias, un 6,7% más que en 2019, según el estudio “¿Qué echaron en 2020? La vida de los españoles vista desde la televisión”de Kantar.

En total, 237 minutos al día en promedio, muy cerca del record logrado en 2012, cuando los españoles, en plena crisis económica y con menos salidas porque el bolsillo no se lo permitía, pasaron 246 minutos

En el conjunto del año todos los días fueron iguales: apenas vimos 13 minutos diarios más de ‘tele’ los ‘findes’ que entre semana

Los asturianos y castellano-manchegos, los más ‘teleadictos’, con 4,3 horas. Los que menos, los baleares, con 3,5 horas

Con la pandemia, los españoles pasaron pegados al televisor casi 4 horas diarias, un 6,7% más

De manera particular, destacaron los crecimientos de los meses más duros de la pandemia, con los españoles confinados, cuando dedicamos más de 5 horas a ver la ‘tele’, siendo abril el pico del año con más de 300 minutos.

Gráfico 1. Evolución mensual del consumo de TV por minutos en 2020

Fuente: Kantar

Se confirma así la ‘tele’ como el termómetro social y económico de los españoles, pues con las crisis, ya sean económicas o sanitarias, nos pegamos más a la pequeña pantalla. De hecho, en la anterior la cantidad de minutos ante la ‘tele’ creció a doble dígito respecto a los años de bonanza económica.

A su vez, si observamos la fotografía de los ciudadanos ante la pequeña pantalla por comunidades autónomas, los más teleadictos el año pasado fueron los de Asturias y Castilla-La Mancha, con 259 minutos cada una. En cambio, dos comunidades mediterráneas como Cataluña y Baleares fueron donde menos TV se vio en 2020, con 219 y 213 minutos , respectivamente.

Gráfico 2. Consumo televisivo por minutos en 2020 por CC.AA.

Fuente: Kantar

Un año poco convencional, también televisivamente hablando

El año 2020 fue tan atípico y poco convencional que la barrera mental que separa el fin de semana de entre semana se diluyó y dejó de haber dos momentos bien diferenciados para tener uno solo. Así, se explica que haya apenas una diferencia de 13 minutos diarios más de consumo televisivo en sábado y domingo, cuando antes de la pandemia estos dos días eran más abonados al ocio y al entretenimiento.

Y poco convencional también fue la media hora diaria en promedio dedicada a ver la televisión pero no un contenido televisivo como tal, siendo abril y mayo los meses más destacados con 45 y 36 minutos, respectivamente, en comparación con los 29 minutos en promedio de todo el año.

Si observamos a este usuario en esa media hora de consumo alternativo, fueron los más jóvenes, entre 4 y 12 años de edad, los que más encendieron la ‘tele’ para ver algo distinto a los programas y canales convencionales, concretamente una cuarta parte del tiempo que estuvieron frente al televisor.

La tv en la segunda residencia

Otro de los fenómenos de la pandemia fue el mayor protagonismo de la segunda residencia para muchos ciudadanos, especialmente de la tercera edad, para quienes por momentos fue su “primera” vivienda.

De hecho, la televisión y su visionado fueron la señal inequívoca de que los españoles pasaron más tiempo en su otro hogar, tanto en vacaciones -como alternativa al hotel- como fuera de temporada, alargando su estancia estival.

En efecto, agosto fue el mes con más consumo televisivo en las segundas residencias, especialmente los mayores de 65 años, ya que el 5% de sus minutos ante la pequeña pantalla fueron en la vivienda alternativa.

Septiembre tampoco se quedó corto pues nuestros mayores alargaron en este mes su estancia en la segunda residencia, especialmente en la Comunidad Valenciana, localidad turística por excelencia de la tercera edad, donde el consumo televisivo en esa vivienda se multiplicó por once respecto a un mes precovid como lo fue enero. En las dos Castillas, el incremento fue entre cinco y seis veces superior, mientras que en Asturias y Andalucía se multiplicó por cuatro.

Menos publicidad, aun con más televisión

Una de las paradojas que nos dejó este atípico 2020 fue que, a pesar de que los hogares consumieron mucha más televisión, la publicidad se redujo. En abril y mayo, los meses de confinamiento, fue cuando precisamente el volumen publicitario cayó de manera más notable, un 43,5% y un 37%, respectivamente.

Y es que 2020 fue un año para la publicidad donde primó lo conveniente a la cantidad. De ahí que los sectores más publicitarios fueran alimentación (18,9% de GRPs), belleza e higiene (10,9%), distribución y restauración (9,9%), salud (8,8%) y deportes y tiempo libre (6,2%).

Esta publicidad fue, en definitiva, un resumen de nuestras vidas en confinamiento o con medidas restrictivas de movilidad, ya que nos ceñimos a comprar comida y bebida, alimentarnos, cuidarnos y estar en mayor o menor medida entretenidos.

 

 

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies