Lidia Sanz, Directora General de la AEA en Julia Otero, «hay marcas que arriesgan con un mensaje muy integrador»

Lidia Sanz, Directora General de la AEA participó este martes en El Programa de Julia Otero en Onda Cero para hablar del libro “aprendemos con la Publicidad”. Lidia Sanz, directora general de la Asociación Española de Anunciantes y Fernando Montañés, profesor de publicidad en la Universidad Autónoma de Madrid, explicaron en Onda cero cómo ha ido evolucionando la publicidad en los últimos años. Ambos señalaron cómo se ha adaptado a las nuevas tendencias y a la evolución social. Cuenta que aunque alguna vez se ha intentado, “la publicidad no puede ir contra la tendencia social”.

“Si reflexionamos aprendemos muchísimas cosas más allá de lo que nos tratan de vender. Hemos aprendido del consumidor y a ser consumidores más tolerantes, con nuevas costumbres, con la publicidad como gran motor de modernización de la sociedad señaló el autor del libro Fernando Montañés. “La publicidad crea tendencias y suma gentes a ellas y cuando se trata de ir contra esas tendencias de la sociedad no se ha podido ir, como la barba de tres días”.

Para Sanz “se trata de un sector muy necesario y tremendamente competitivo en un mercado que traslada esos servicios al consumidor y las pone en relación con las marcas. La publicidad es un sector tremendamente autorregulado y nada de lo que se dice ha dejado de pasar unos filtros para que sea veraz”. “El gran consumo es un campo con muchísimas marcas y la publicidad que se ve en televisión con mucha competencia publicitaria por lo que debe ser lo más relevante posible”.

Sobre costumbres que ha impulsado la publicidad se destacó la comida domicilio, tarjetas de crédito, etc, que hubieran tardado mucho más tiempo en ser aceptados sin la publicidad. “Las nuevas tecnologías es clarísimo, -señaló Montañés- con el nuevo smartphone, 5G o en su día los electrodomésticos o los vendedores de desodorantes”.

Sobre el cambiar famosos por influencers ‘no dejan de ser nuevos famosos’ explicó el autor de “aprendemos con la Publicidad”. Sobre el porqué de su uso explicó que es debido a que “Siempre ha existido el carácter aspiracional de la publicidad mientras ahora estos famosos salen de internet y YouTube” .

“Cada marca -señaló Lidia- busca su targets específicos y requieren mucha información y análisis para tener muy claro a quien dirigirse y cómo se va a lanzar” . Una publicidad que dio nombra a una generación en los noventa como los JASP, con el Renault Clio, ‘joven aunque sobradamente preparado’.

“Otro papel fue romper el tabú de los productos para la regla o la llegada del preservativo con ‘pontelo, ponselo’ porque había muchas farmacias que no lo vendían. Normalizar un producto así, fue producto de la publicidad” señaló Montañés. “ O integrar modelos de familia como la campaña que lanzó Coca Cola, sobre ¿quien es mi madre de verdad? O ¿Por qué tengo dos papás? “que te pone los pelos de punta – señaló Julia Otero- porque, a veces, la publicidad es muy conservadora” -añadió- “pero hay marcas que arriesgan con un mensaje muy integrador como la famosa colina de Coca Cola, (‘a un mundo entero…’) señaló Montañés.

Un papel de la publicidad que incluyó combatir el machismo, como con Soberano, que -para Lidia Sanz- ‘era una sinrazón para la mujer y ver todo lo evolucionado nos refleja lo machista que fue la sociedad de entonces porque a las mujeres les parecía muy normal o se callaban y la publicidad ha contribuido a aflorar todo eso”.

Como última reflexión se habló de los cambios de la Ley General de Publicidad en 2004 que trajo que solo haya habido tres casos de machismo en la publicidad ‘porque somos un sector muy autorregulado y se entiende mucho mejor lo que podemos hacer por lo que -antes de lanzarlo- se analiza y se ve qué se puede decir”, explicó Sanz.

Para Montañés en la publicidad, “a nivel de trabajo, la creatividad tiene casi igual número de mujeres y hombres, aunque quizá, en puestos directivos, van cayendo cada vez más a favor de más mujeres como con la Presidenta del Club de Creativos, mientras se venden mejor y más los valores de solidaridad, compromiso, etc, que son tradicionalmente mucho más femeninos… como fue la campaña “todos contra el fuego, con Serrat.

“La publicidad ha tenido una fuerte concienciación en favor del medio ambiente, aunque poco más puede hacer” afirmó Montañés, o ‘Ponle Freno’, en una sociedad de más de 3.000 impactos publicitarios diarios, -explicó Otero- “que seguramente son ya más, y por eso el mensaje debe ser cada vez más creativo” apuntó el periodista.

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email