Los editores de diarios advierten de que Bruselas estudia controlar su labor, en perjuicio de la libertad de prensa, y la autorregulación por los editores para garantizar una prensa independiente.

Los editores de diarios advierten de que Bruselas estudia controlar su labor, en perjuicio de la libertad de prensa, y la autorregulación del sector, como parte de la labor de los editores
para garantizar una prensa independiente. La Asociación Europea de Editores de Periódicos, ENPA, ha expresado su seria preocupación ante las recomendaciones cursadas a Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea, por el Grupo de Alto Nivel sobre la Libertad de Prensa y el Pluralismo. En sus conclusiones, ese grupo de expertos independientes, dirigido por la expresidenta de Letonia Vaira Vike-Freiberga, recomendó a Bruselas ampliar sus poderes de supervisión sobre la autorregulación de los editores de los distintos países, para garantizar que “cumplen con los valores europeos”. Por su parte, ENPA, de la que forma parte la Asociación de Editores de Diarios Españoles, AEDE, agrupa a más de 5.200 diarios editados en la Unión Europea, Noruega, Suiza y Serbia

El noruego Ivar Rusdal, presidente de ENPA, ha lamentado que, después de un trabajo tan intenso, el grupo asesor haya “errado el blanco”. “El informe ofrece un buen esquema inicial sobre los principios básicos de la libertad de prensa y el papel de los medios de comunicación libres en las democracias modernas, aunque a continuación los expertos demuestran desconfiar de esos mismos principios, sobre todo cuando se trata de actuar contra quienes menoscaban a esas libertades”, expuso Rusdal. “El grupo recomienda un sistema paneuropeo de control político sobre los medios de comunicación que trae a la memoria regímenes políticos cuya abolición nos exigió a todos una dura lucha y pagar un precio muy alto. Los editores de diarios independientes jamás aceptaremos que la Unión Europea ejerza semejante control sobre la prensa”, añadió.

En su ronda de consultas con los agentes del sector, el grupo de expertos había convocado a ENPA, que le proporcionó abundante información sobre estas materias. Aunque el informe final incluye algunos aspectos positivos, como la necesidad de alfabetización mediática en las escuelas, equivoca el verdadero significado de la autorregulación de los medios. En esta cuestión, el presidente de ENPA mostró su extrañeza “por el hecho de que los expertos profundicen sobre la prensa y el periodismo sin dedicar ni una sola palabra al rol, los derechos y deberes de los editores, cuando éstos personifican la independencia de los medios, y son indispensables para que la prensa pueda ejercer su misión democrática”.

Los editores europeos esperan de todo el sector de la prensa una respuesta fuerte e inequívoca que haga recapacitar a la Comisión y al Parlamento Europeo sobre las propuestas del grupo de expertos, por cuanto si estas se aprobasen supondrían un grave retroceso para la libertad de prensa en Europa. En el debate público que espera generar, ENPA está dispuesta a explicar a los responsables de la Unión Europea las auténticas necesidades y realidades de la prensa independiente, un sector en profunda transformación.

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email