“En tiempos de pandemia necesitamos gente que cuente historias, necesitamos GUIONISTAS”

Se trata de la mesa redonda de El Sindicato de Guionistas de España con los los creadores y guionistas de las películas nominadas a los Premios GOYA 2021  sobre el proceso creativo que llevan detrás estas obras.

«Los personajes y sus tramas están mucho más cerca de lo que nosotros creemos»,

En la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, participaron los guionistas de las principales historias de la gran pantalla en 2020: David Galán Galindo y Fernando Navarro, por Orígenes secretos; Marina Parés y David Pérez Sañudo por Ane; Alicia Luna por La boda de Rosa; Marta Libertad Castillo y Bernardo Sánchez por Los europeos y Javier Fesser y Claro García por Historias lamentables.

Claro García puso en valor el oficio de guionista como creador de historias y aseguro que “los personajes y sus tramas están mucho más cerca de lo que nosotros creemos, tenemos que mirarlas más. Todos estamos hechos de historias, nos ayudan a conocernos, nos dicen lo que somos y nos enseñan a ser más humanos y en estos tiempos de pandemia existe una mayor necesidad de contar historias, porque nos hacen a todos y nos hacen mejores y nos enseñan el camino” – y añadió que – “en estos tiempos necesitamos gente que cuente historias y eso se llama GUIONISTAS”.

Necesidad de seguir invirtiendo en la industria audiovisual y apoyar al sector que se necesita más que nunca.

Para Claro García sobre la manera trabajar y crear en este proyecto «se desarrolló junto a Javier Fesser los puntos en común que existían entre ambos». En su opinión las historias son organismos viven que crecen y con las que nos relacionamos,a veces controlamos la historia o nos controlan a nosotros”.

No obstante – dijo – “lo que está por encima de la técnica es tener una visión común del mundo. Nuestro sentido del humor ha cambiado, para mí el sentido del humor es una filosofía profunda que se necesita para abordar la vida. El humor nos permite contar cosas y nos permite disfrutar de este oficio que es lo mejor del mundo” – manifestó.

Por su parte, su compañero y creador de Historias lamentables, Javier Fesser señaló que esta historia que ahora opta a un Goya “es un proyecto que nace en el año 1986 y que recuperé de casualidad. Me olvidé de que existía hasta que me encontré con ese manuscrito. Hacer esta película es una especie de rencuentro con quien eras hace 30 años, es alucinante. Leo algo de lo que no me acordaba, ha sido un regalo el poder sumergirme en un túnel del tiempo y recuperar el espíritu con el que empecé” – explicó.

Al respecto de sus personajes e historias poco convencionales aseguró que sus personajes son la realidad, con lo que se puede uno topar en el día a día “el estereotipo que nos han vendido la publicidad o el cine son la gente rara, no la que tenemos cerca”.

En este sentido comentó que “ser guionista te proporciona una herramienta excepcional en la vida porque todo a nuestro alrededor son historias y personajes. Es fascinante tratar de averiguar porque la gente actúa de esa manera, ese es el verdadero regalo y suerte de ser guionista, se enfoca la vida de otra manera y se intenta empatizar” – afirmó.

Al respecto de la nominación de Orígenes Secretos, David Galán Galindo, su creador, explicó que quería escribir la gran historia de superhéroes. En su opinión este género o temática en España se enfoca desde un punto de vista paródico, “para reírnos de ellos porque alguien que sale a la calle a hacer el bien está loco”.

“Creemos en los héroes, pero no si están hechos en España”. Bajo esta afirmación el creador explicó que se vio obligado a integrar a sus héroes dentro de un thriller cercano a la novela negra, donde somos líderes los españoles. “Pensé en la historia de un asesino en serie en la que introducir la del superhéroe. Este es el origen de mi película, que lógicamente es una carta de amor al género”

Al respecto de la dificultad de los guionistas para sacar proyectos adelante y convertirlos en productos audiovisuales finales, aseguró que “era consciente de que mi gran batalla eran los despachos, por eso primero convertí la historia en novela, para darme armas de cara a una película”.

Alicia Luna, guionista junto a Icíar Bollaín de La boda de Rosa explicó el origen de la historia que narra la película y que tiene parte de su germen en una agencia de “bodas consigo mismo” situada en la ciudad japonesa de Kyoto. “Allí vimos que no era lo que nosotras queríamos y volvimos a España, en concreto a Bilbao, donde una señora reúne a grupos de mujeres que celebran estas bodas en las que termina llorando todo el mundo, especialmente por las lecturas de los votos. Generan mucha emoción y provocan momentos muy bonitos para todos”

Fernando Navarro, coguionista de Orígenes Secretos puso también en valor la profesión, un oficio que en su opinión aún no se ha reivindicado lo suficiente. “Ser contadores de historias es mucho trabajo y es el oficio más bonito del mundo, nos permite aprender muchas cosas y alimentar nuestra vida con estas historias y personajes, nos enriquece”. No obstante, recordó que la escritura es un oficio diario que conlleva horas, dedicación, esfuerzo y talento.

Para Marina Parés, el guión de Ane tiene como base la relación de una madre y una hija en el País Vasco en los años 2000. “Este planteamiento surgió en cierta medida de nuestra experiencia respecto a cómo nos condicionaba la situación política nuestro día a día en París, donde vivíamos. Había un malestar a tantos niveles que pensamos aplicar esta sensación a lo que estábamos viviendo. Lo político es un personaje más, no el protagonista del filme, pero creíamos muy relevante señalar como afecta a la historia de una madre y una hija, que es lo principal.

Respecto al proceso para sacar la película adelante asegura que “cada persona en el camino te hace revaluar el proyecto y eso al final, aunque sea duro a veces, también ayuda al resultado final.

Su coguionista en Ane, David Pérez Sañudo, explicó que el guión- que es técnicamente adaptado porque se produjo antes el cortometraje como herramienta para levantar la película- no tiene referencia alguna. Respecto a las diferencias que ha observado en cuanto a la producción y realización del corto y del largometraje con base en la misma historia asegura que “hay otro nivel de riesgo y responsabilidad, el corto es más lúdico. Además, tuve la suerte de contar con un año largo entre el rodaje del corto y la escritura del largo que ayudó a dar la vuelta necesaria a Ane.”

Bernardo Sánchez, coguionista de Los europeos aseguraron que “en nuestra profesión hay que ser muy duros con las primeras ideas de guión que tienes, son decisiones duras pero básicas para que el proyecto llegue a buen término” y aseguró que “hacer una adaptación es como hacer un segundo original, hay que inventarlo todo”.

Marta Libertad Castillo, su compañera al frente del guión adaptado de Los Europeos, destacó que a la hora de trabajar en un guión original o una adaptación se trata de dos procesos “muy disfrutables y muy diferentes, que contienen importantes diferencias, entre ellas, que con la idea original te cuesta más saber cómo llegar a eso que quieres contar”- finalizó.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies