Nuevo caso de malversación de más de 12 millones de euros en la agencia turística nacional de Grecia. Investigan servicios no prestados y gastos excesivos, en campañas.

Se trata de un caso de malversación de millones de euros con participación de la agencia turística nacional de Grecia, según The Wall Street Journal, que asesta un nuevo golpe a la corrupta clase política del país afectado por la crisis (España tiene 500 políticos imputados en casos de corrupción, algunos indultados). Tras las cuentas presentadas en diciembre se pidió examinar un agujero en los libros de la agencia, según los funcionarios del gobierno, tras un incidente con una pregunta de verificación sobre acciones presuntamente fraudulentas de una posible corrupción en la agencia. Los auditores han descubierto una serie de transacciones indebidas por unos 12 millones de euros que se remontan hasta 2003, con dos funcionarios gubernamentales de alto rango involucrados. Se trata de funcionarios políticos vinculados a los principales partidos e implicaría a la frágil coalición gubernamental, se funcionarios y analistas. La organización nacional de turismo se encarga de la promoción de Grecia en el extranjero, principalmente a través de campañas de marketing y promociones. Parte de las investigaciones se dirigen a los gastos en campañas y hoteles de lujo.

Los funcionarios señalan que, los políticos designados deberían haber tenido, al menos, una mejor supervisión de las finanzas de la agencia. Los acontecimientos subrayan que, a pesar de años de control internacional de sus cuentas y esfuerzos para controlar el gasto público, Grecia aún no ha abandonado plenamente sus prácticas del pasado, que han contribuido a su crisis actual. De cómo trate el gobierno esta nueva corrupción podrá deducirse si la nueva democracia, y partidos conservador y socialista Pasok, que han gobernado alternativamente Grecia durante la mayor parte de las últimas cuatro décadas se toman en serio la lucha contra la corrupción, señalan diferentes analistas.

Pero son solo el exponente de varios escándalos presentes, como el que sacudió en marzo 2012 a seis empleados griegos del principal fondo de pensiones, IKA, arrestados bajo sospecha de fraude. O de dos empleados de Ministerio de Desarrollo arrestados bajo sospecha de sobornos, en marzo. En abril el ex ministro de defensa griego fué detenido en una investigación judicial sobre lavado de dinero. En septiembre el Ministerio de Salud griego tomó medidas disciplinarias contra funcionarios locales de la isla de Zakynthos por la concesión de subvenciones a los centenares de personas que no eran ciegos, por trastornos de la visión. El 2 de octubre de Grecia se denunció la desaparición de unos 2.000 griegos con cuentas bancarias en Suiza, de una lista conocida como la Lista de Lagarde. El 05 de diciembre Grecia fué Clasificado el país de la Unión Europea más corrupto según el índice anual de corrupción de Transparencia Internacional. El 24 de diciembre un Informe conjunto del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea señala que Grecia no ha hecho lo suficiente para acabar con la evasión de impuestos. Este pasado 25 diciembre se detuvo por la policía griega a cinco personas sospechosas de defraudar a la agencia turística nacional de Grecia, tras lo que el 27 de diciembre la oficina de contabilidad general de Grecia ordenó comenzar una auditoría especial de la agencia turística nacional por un supuesto agujero de 12 millones de euros, en las cuentas de la agencia. Este mismo 28 de diciembre los fiscales griegos revelan que la versión anterior de la lista de Lagarde ha sido manipulado para eliminar los nombres de los familiares de un ex ministro de Finanzas. Finalmente, por el momento, este 31 de diciembre el Gobierno griego pidió una investigación especial parlamentaria sobre los manejos del ex ministro de Finanzas de la Lista Lagarde.

«Si se demuestra que es un gran escándalo, todo el infierno se desatará. No tengo ninguna duda de esto incluso puede provocar la caída del gobierno», señala Thanos Veremis, profesor de historia política en la Universidad de Atenas. «La opinión pública busca sangre con razón. Así que el gobierno no puede darse el lujo de no hacer algo. Vale que lo hagan, o si no podría caer». El dinero supuestamente desaparecido en la agencia de turismo viene de la mano de una protesta pública por el fracaso de los políticos en perseguir la evasión de impuestos, y en investigaciones contra miles de griegos que tienen alrededor de 2000 millones de dólares en cuentas bancarias suizas, algunos de los cuales se sospecha habrían sacado ingresos al extranjero nunca declarados, según TWSJ. El escándalo sobre la lista de Lagarde llamada, así por la responsable del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, que pasó la información al gobierno griego cuando era ministra de finanzas francesa, ha empañado la reputación de los líderes políticos del país. El ex ministro de Finanzas, George Papaconstantinou, ha negado las acusaciones y sugirió que otros son responsables de la manipulación de la lista.

Los problemas de la agencia de turismo aparecieron cuando la policía griega arrestó a cinco personas por intentar defraudar a la agencia de turismo, presuntamente, tratando de colocar a cheques por 147.600 euros de servicios que nunca fueron prestados. El registro fue hecho en un hotel de la isla turística de Syros y fue descubierto después de que uno de los detenidos, una mujer, intentara cobrarlo en el banco central de Grecia antes del cierre de operaciones del 21 de diciembre, según la policía. Al tratar de confirmar el pago, un funcionario del banco central llamó a la agencia de turismo, en la que le dijeron que suspendiera el pago, señaló la policía. El Sector del turismo en Grecia es uno de los grandes generadores de dinero para la economía del país, y representa aproximadamente una sexta parte del producto interno bruto.

Uno de los detenidos de unos 39 años era ex asesor especial del reciente secretario general de la agencia, Nikos Karahalios, cuya firma estaba supuestamente en el cheque. El asesor especial no ha comentado públicamente sobre el caso. Karahalios, incondicional del partido Nueva Democracia, que acaba de llegar a jefe de la agencia después de sólo 12 semanas en el cargo, dijo que su firma fue falsificada. Tras conocerse el caso, su jefe, la ministra de Turismo, Olga Kefalogianni, también de Nueva Democracia, ordenó que se sometierán a la fiscalía. Tras las respuesta a las acusaciones, la oficina de contabilidad general de Grecia ha destacado a tres personas del equipo de auditoría en las oficinas de la Organización Nacional de Turismo de Grecia la semana pasada. El informe oficial se espera para dentro de un mes.

Uno de los funcionarios familiarizados con el caso explicó que la investigación está analizando años de gastos excesivos en campañas mediáticas y estancias en costosos hoteles por parte de la agencia de turismo. El opositor partido Syriza ha pedido una investigación más amplia sobre el escándalo.

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email