OCU considera decepcionante el comunicado del Ministerio de consumo sobre cancelaciónes, coronavirus..

El Ministerio de Consumo ha hecho pública una nota de prensa sobre los derechos de los consumidores cuyos viajes pueden verse afectados por el coronavirus. Para OCU el contenido de la nota resulta decepcionante pues el Ministerio de Consumo no considera que la amenaza del coronavirus sea una causa de fuerza mayor que permita a los consumidores cancelar los viajes contratados sin afrontar las consecuencias económicas.

El Ministerio de Consumo de Alberto Garzón, se ha limitado a reproducir el contenido de la legislación actual, sin afirmar de forma clara que la situación actual constituye una circunstancia extraordinaria de fuerza mayor que permite a los consumidores cancelar los viajes contratados sin hacer frente a las penalizaciones que figuran en los contratos. El Ministerio, en su comunicado, olvida señalar que la existencia del coronavirus no se somete a la voluntad de las partes y es externa al contrato, características determinantes de la fuerza mayor.

Para OCU el miedo insuperable de muchos consumidores a contraer la enfermedad en sus viajes de ocio, o a quedarse aislados lejos de sus domicilios es una razón más que suficiente para cancelar por razón de fuerza mayor las reservas efectuadas. No se trata de una cancelación voluntaria, como muchas, agencias, hoteles y compañías aéreas quieren hacer creer, sino una decisión motivada por la presencia de la enfermedad y la incertidumbre sobre las consecuencias personales y económicas que puede tener un contagio.

En este sentido OCU considera una paradoja que, a muchos consumidores, se les prohíba viajar en las empresas en las que trabajan y, por el contrario, se vean obligados a cumplir sus contratos y realizar un viaje de ocio que en realidad no desean hacer, por no perder en muchos casos la totalidad del dinero pagado por adelantado.

OCU pide al Ministerio que revise su decisión, considere la situación actual como causa de fuerza mayor e inste, con los mecanismos legales a su alcance, a las empresas a que permitan cancelar los viajes contratados sin hacer frente a las penalizaciones de los contratos.

De no producirse esta circunstancia OCU considera que se está produciendo un perjuicio grave a los consumidores, que se ven obligados a asumir las consecuencias económicas de una situación de la que no son responsables.  En este sentido, OCU recomienda a todos aquellos consumidores que se ven obligados a cancelar un viaje de ocio a cualquier zona, por motivo del coronavirus, que indiquen claramente que la cancelación se debe a circunstancias de fuerza mayor y guarden toda la documentación donde se recoja la negativa a proceder a la cancelación y los gastos ocasionados para, en el futuro, y a la vista de la evolución de los acontecimientos, poder reclamar judicialmente si es necesario la devolución de estas cantidades.

Por último, OCU considera injusto, que los consumidores afectados tengan que hacer frente a las consecuencias económicas de esta situación de la que en absoluto son responsables y se mantendrá muy atenta por si fuera necesario iniciar acciones legales en defensa de los consumidores afectados.

Ileana Izverniceanu, directora de comunicación y relaciones institucionales de OCU.

 

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email