OCU y Andema consideran «muy preocupante» los juguetes falsificados detectados

OCU y Andema consideran «muy preocupante» la oferta de juguetes falsificados destapada tras la última operación policial

La Policía Municipal de Madrid, la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera ha incautado en el marco de la Campaña de Navidad 4.081.717 artículos, entre ellos 1.352.785 juguetes falsificados.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se muestran muy preocupadas ante la oferta de juguetes falsificados que sale a la luz tras la operación “Abies” en la que se han incautado 1,3 millones de juguetes en Madrid, Fuenlabrada y Pinto.

 

 

  • La Policía Municipal de Madrid, la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera, han incautado un total de 1,3 millones de juguetes falsificados en Madrid, Fuenlabrada y Pinto.
  • Los juguetes falsificados conllevan un riesgo muy elevado para la salud y la seguridad de los niños.
  • Según los últimos datos de la Comisión Europea, los juguetes son la categoría más notificada en el Sistema de Alerta Rápida para productos falsificados o inseguros (RAPEX).

 

 

Los juguetes son sin duda los productos estrella de estas fechas y por esa razón, especialmente aquellos que están de moda, son de los artículos más susceptibles de sufrir imitaciones o falsificaciones. “La última operación de la Policía Municipal de Madrid, la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera, a los que agradecemos su trabajo y compromiso en la lucha contra las falsificaciones, demuestra la gran oferta de juguetes falsificados que existe en España. Y si hay oferta, es porque existe una demanda”, señala el director de Andema, José Antonio Moreno.

Desde las dos organizaciones recomiendan estar alerta ante cualquier indicio de que el juguete que se va a adquirir puede ser falso, especialmente cuando se compra online. Hay que asegurarse de que el juguete está bien embalado, que tiene los datos del fabricante o importador, la edad recomendada y las advertencias de seguridad en el envase y las instrucciones en castellano.

A la hora de comprar un juguete, el mensaje para el consumidor es claro: los juguetes falsificados conllevan un riesgo muy elevado para los niños. “Más allá de que estamos renunciando a nuestros derechos como consumidores, estamos poniendo en peligro a nuestros niños”, destaca Ileana Izverniceanu, directora de comunicación de OCU.

De acuerdo con los últimos datos de la Comisión Europea, los juguetes son la categoría más notificada en el Sistema de Alerta Rápida para productos falsificados o inseguros (RAPEX). El 29% del total de las notificaciones de 2019 fueron juguetes. De este dato, se hace eco también el informe “Qualitative Study on Risks Posed by Counterfeits to Consumers” publicado por la EUIPO (Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea) en junio de 2019, que señala que el 80% de los destinatarios de los bienes notificados por ser peligrosos y/o falsificados son niños: juguetes, artículos de puericultura y ropa infantil. Los riesgos más notificados a través del RAPEX se referían a productos que causaban lesiones, como fractura o conmociones (27%); Los componentes químicos de los productos fueron el segundo riesgo por frecuencia de denuncia (23 %), seguidos por los riesgos de asfixia para los niños (13 %).

El año pasado, según las estadísticas sobre intervenciones aduaneras de productos falsificados en Europa, los juguetes fueron los segundos artículos más incautados (14%), solo por detrás de los cigarrillos (15%).

“El consumidor español no es consciente aún de los riesgos que corre comprando una falsificación. Y más si se trata de un producto destinado a los niños. No es consciente tampoco de que está contribuyendo a enriquecer al crimen organizado y de que perjudica el empleo y la economía del país”, subraya Moreno. Las falsificaciones no cumplen con las normas de seguridad: pueden estar fabricados con materiales tóxicos, con piezas que no están indicadas para la edad del niño al que va dirigido el juguete, pueden romperse con facilidad, provocar alergias, cortes o asfixia en los niños.

Según Izverniceanu, “los juguetes y los artículos para los más pequeños siempre hay que adquirirlos en comercios de confianza. Las consecuencias de comprar una falsificación por ahorrarnos algo de dinero, pueden ser terribles”.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies