Toys ‘R’ Us finalmente cierra en EEUU tras 70 años de actividad

La compañía juguetera Toys ‘R’ Us ha cerrado este viernes en Estados Unidos sus tiendas, tras una aventura de 70 años hasta que ha sucumbido a las deudas y al comercio electrónico.
Lo ha señalado Amy von Walter, vicepresidenta ejecutiva de comunicaciones globales de la compañía, como recoge Expansión, que busca «oportunidades de venta» para sus filiales en otros países.El jueves, en sus últimas horas operativa, la gran superficie del Toys ‘R’ Us de Long Island City, en Nueva York, lucía desabastecida mientras varias familias registraban lo que quedaba a la vista en un pequeño espacio precintado con cintas amarillas de plástico.»¡He venido a por juguetes, pero está vacío!», manifestó a Efe una vecina del barrio, Holly, que decidió llevarse «cosas del día a día que sean útiles para ahorrar», como pilas o libretas.

Los 182 establecimientos de los que decidió prescindir la cadena en enero no bastaron para evitar la bancarrota, y desde que anunció que echaba el cierre al negocio, en marzo, ha estado liquidando el inventario de sus 735 tiendas, que empleaban a 33.000 personas.Lastrada por los hábitos de consumo de la era digital, pero sobre todo acuciada por las deudas, Toys ‘R’ Us se acogió el pasado septiembre a la Ley de Quiebras estadounidense con la esperanza de empezar una nueva etapa, pero acabó escribiendo un punto final.»Estamos convencidos de estar dando los pasos adecuados para garantizar que las emblemáticas marcas Toys ‘R’ Us y Babies ‘R’ Us perdurarán a lo lago de muchas generaciones», sostuvo entonces su presidente y consejero delegado desde 2015, Dave Brandon.No obstante, en sus documentos para la Comisión de Valores de EEUU, Brandon dejaba entrever la ardua tarea que tenía la firma por delante: cojeaba en frentes que iban desde la condición general de sus tiendas hasta los salarios de sus trabajadores, sin olvidar una clientela vinculada a la decreciente tasa de natalidad, recoge el diario económico.

La mayor traba para Toys’R’Us, según los analistas, es que dedicaba buena parte de sus recursos a pagar a sus acreedores desde que un grupo de firmas de inversión privadas la adquirieron en 2005 por 6.600 millones de dólares, imponiendo altos intereses, en un sector donde participan las minoristas Walmart y Target o el ahora gigante del comercio electrónico, Amazon.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email