Las electricas españolas las peor valoradas de Europa por sus usuarios. Más de 100.000 españoles con la campaña de la OCU por el mantenimiento de la Tarifa de Último Recurso (TUR).

La OCU ha recibido más de 8.200 consultas y reclamaciones en este sector sólo durante el primer semestre y pide más supervisión y control sobre las compañías para proteger los derechos de los consumidores y usuarios, ante una subida de precios de casi el 50% desde 2008. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publica en el número de septiembre de su revista OCU Compra Maestra un estudio sobre la calidad del servicio de empresas eléctricas y de gas en España. La principal conclusión es que los consumidores suspenden a las empresas en materia de satisfacción y servicio al cliente. En el último año, las tarifas de gas y electricidad se han disparado en un 19%, y han subido casi un 50% desde 2008. La liberalización de las mismas no ha contribuido sino a empeorar las condiciones de mercado para los usuarios. Según el último estudio de la OCU, un 42% de los encuestados no conoce qué tipo de tarifa eléctrica tiene contratada. La cifra se eleva al 49% en relación al desconocimiento de tarifas con la compañía del gas. En los últimos 12 meses, un 30% afirma haber tenido algún problema con su compañía eléctrica y un 20% con su compañía de gas, con niveles de insatisfacción por encima del 70% en la resolución del problema, en ambos casos. Estos datos se extraen de las más de 8.200 consultas y reclamaciones recibidas en la OCU durante el primer semestre del año y de la encuesta realizada entre sus socios. La encuesta también se ha realizado en Portugal, Italia y Bélgica.

Entre los problemas más destacados se encuentran los relacionados con la factura, los cortes en el suministro por fallos en la red y las dificultades
generadas por la información confusa de los servicios de atención al consumidor. Las eléctricas españolas suspenden, con una media de satisfacción de 3,9, y han sido las peor valoradas frente a las belgas (7,1), las italianas (6,5) y las portuguesas (6,0). En este contexto, en el que las compañías de gas y electricidad ofrecen niveles insuficientes en los servicios de satisfacción y atención al cliente, el Gobierno se plantea eliminar la tarifa básica, medida que sólo contribuiría a agravar la situación. Por ello, cerca de 100.000 personas ya se han sumado a la campaña de la OCU por el mantenimiento de la Tarifa de Último Recurso (TUR)

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies