OCU pide adaptar el impuesto de matriculación a la medición de emisiones

Mañana entra en vigor el WLTP, el nuevo test de homologación de emisiones y de consumo de combustible de vehículos que tendrá en cuenta comportamientos de conducción más realistas. El nuevo sistema sustituye al New European Driving Cycle (NEDC) que se venía utilizando hasta ahora y cuyas mediciones estaban cada vez más alejadas de la realidad.

OCU valora positivamente este nuevo método, pues será más riguroso que el anterior y más cercano al consumo del automóvil en condiciones reales.

Sin embargo, el nuevo sistema puede suponer también un perjuicio para el consumidor si no se modifica el impuesto de matriculación. OCU recuerda que, actualmente, este impuesto se paga en función de las emisiones de CO2 que, con el nuevo protocolo de medición, serán más altas en los próximos meses para el mismo modelo de coche.

OCU pide que, aprovechando estos cambios en el sistema de medición, se adapte también el modo en el que se calcula el impuesto de matriculación y se tengan en cuenta, no solo las emisiones de CO2, sino todos los contaminantes que producen los motores de los automóviles, de modo que pague más quien realmente contamina más, y sin que el coste global del impuesto aumente.

Sin Comentarios

Deja un comentario

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies