OCU denuncia la política comercial de Renfe con Avlo.

Para OCU, comprar un billete en promoción en AVLO es prácticamente imposible: los 1.000 billetes que se ofertan al día son insuficientes para la demanda generada por la publicidad y crean falsas expectativas sobre muchos miles de usuariosAvlo, el servicio ferroviario de alta velocidad a bajo coste de Renfe que funcionará desde el próximo 6 de abril entre Madrid, Zaragoza y Barcelona, nace con una política comercial muy cuestionable desde el punto de vista de la Organización de Consumidores y Usuarios.

Primero, por la frustración que está generando la promoción de venta de billetes en su web: 1.000 billetes cada día por 5 euros desde el 27 de enero durante 10 días consecutivos. Las quejas son continuas: muchos miles de usuarios han intentado adquirir uno de los billetes promocionales sin éxito, y en muchos casos ni siquiera han podido entrar en la web, que se colapsa y queda “colgada” ante la alta demanda. Cómo muestra, un dato: solo el 3% de quienes han intentado comprar un billete lo han conseguido, según una encuesta realizada por OCU en la que han participado 1.775 personas a través de Facebook y Twitter.

Segundo, por una política de precios cuando menos poco transparente. Y es que tal y como sucede con algunas compañías aéreas low cost, el precio final de los billetes no está completo: elegir asiento cuesta 8 euros más; la conexión wifi será de pago; y aunque está permitido llevar un bulto de mano y una maleta de cabina, cualquier equipaje adicional debe pagarse aparte, a un precio que varía entre 10 y 30 euros, según el momento de comprarlo. Es más, Avlo carece del compromiso de puntualidad característico de Ave.

Sin Comentarios

Comentarios cerrados

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Regístrate para recibir las últimas novedades del Programa de La Publicidad en tu email